top of page

Victoria llega del colegio muy enfadada, pero su madre le explica un secreto y ¡ le enseña a soplar! Soplar no cura, pero ayuda a sentirse mejor; te relaja el cuerpo y te calma la mente.

Gestionar nuestras emociones de manera correcta nos ayuda a evitar conflictos, a expresarnos de una mejor forma, a entender a los demás y a pensar con más claridad.

Así que, si está triste, sientes rabia o miedo..., cierra los ojos, respira profundamente por la nariz y ...

¡ AHORA SOPLA!

¡ Ahora sopla!

14,24 €Precio
bottom of page